La conservación del aceite de oliva

615 60 69 15
La conservación del aceite de oliva

Los depósitos de poliéster en Albacete son uno de los elementos más importantes para una adecuada conservación del aceite de oliva. Éste es un producto vivo por lo que debe tenerse especial cuidado a la hora de su almacenamiento ya que si no se lleva a cabo adecuadamente, el aceite puede sufrir algunos cambios que alteran su sabor y propiedades. Es por ello que los depósitos que se utilizan para su almacenamiento deben cumplir con ciertos requisitos.

En primer lugar, tienen que estar construidos con un material totalmente impermeable que permita su lavado antes de llenar nuevamente el depósito con el aceite de oliva. Este material debe ser inerte, es decir, incapaz de reaccionar con el aceite y no puede absorber los olores para que estos no contaminen al producto.

Tal como nos remarcan los expertos de Fibrametal, otra de las características que deben cumplir los depósitos destinados al almacenamiento de aceite de oliva es que no contengan materiales que puedan contribuir a acelerar el enranciamiento del producto. Por otro lado, deben ser totalmente resistentes tanto a la luz como a la humedad.

Los depósitos de poliéster en Albacete que se utilizan para el almacenamiento y conservación del aceite de oliva son capaces de mantener una temperatura constante, a ser posible en torno a los 15º. En este sentido, la temperatura en estos depósitos no debe ser ni muy baja, lo que provocaría el enturbiamiento del aceite, ni muy alta, lo que favorecería la rancidez del producto.

Por último, debemos tener en cuenta que durante el almacenamiento puede sedimentar una capa de material insoluble que, fermentado, daría mal olor al aceite de oliva. Por ello, es imprescindible colarlo, en ocasiones varias veces, antes del embotellado.  

haz clic para copiar mailmail copiado